Manicura permanente en casa paso a paso

By  |  0 Comments

¿Conoces las opciones que tenemos a la hora de elegir entre los distintos tipos de manicuras permanentes? En este artículo os presentamos las opciones existentes y aprenderemos a hacer una manicura permanente en nuestra casa paso a paso.

Las manicuras permanentes han supuesto un avance que nos proporciona una gran comodidad para lucir perfectas durante mucho tiempo sin tener que preocuparnos de nuestras uñas. Existen diversas opciones como las uñas de gel o las uñas de porcelana. Pero, ¿sabes realmente cuáles son las diferencias?, ¿quieres saber cuáles te convienen?

Lo que debes saber sobre las manicuras permanentes

Kits de manicura permanente

Actualmente encontramos en el mercado algunas marcas que ofrecen kits para realizar una manicura permanente en casa de una manera muy sencilla. Estos packs, como los de GelLack, suelen incluir los esmaltes especiales y las lámparas de secado para fijar perfectamente el esmalte a nuestras uñas. Sin duda, estos kits son una opción muy interesante para aquellas que quieran disfrutar de una manicura permanente por un precio muy asequible y desde la comodidad de hacerlo en casa. Unas uñas profesionales con un coste bajísimo

manicura permanente

Este tipo de kits nos aseguran una manicura con una duración apróximada de 2-3 semanas. Gracias a la lámpara LED, la fijación es muy buena y el resultado es fatnástico: unas uñas bien protegidas en las que el crecimiento natural no será un problema y estarán fuertes y flexibles. Además, este tipo de manicuras permanentes son perfectamente aplicables a las uñas de los pies. Es más, el desgaste aquí es mucho más bajo por lo que la duración suele ser mayor. Además, retirar este tipo de esmaltes permanentes no suele ser para nada tan agresivo como otros tipos de esmaltes de gel que causan distintos problemas en las uñas.

Cómo hacer una manicura permanente en casa

Para realizar la manicura permanente en casa, tan sólo hay que seguir los siguientes pasos.

  1. En caso de que lleves una manicura anterior, elimínala correctamente con un producto no muy agresivo
  2. Elimina las cutículas con un palito de naranjo
  3. Aplica el esmalte en 4 dedos de una mano: desde el meñique hasta el dedo índice. Haz lo mismo con la otra mano. Finaliza con ambos pulgares.
  4. Elimina los posibles restos con un palito de naranjo impregnado en quitaesmaltes.
  5. Coloca las manos sobre la lámpara LED para proceder al secado de los esmaltes permanentes. Comprueba las instrucciones del fabricante para saber el tiempo estimado ya que puede variar.
  6. Aplica una segunda capa si lo deseas y repetir el proceso de secado
  7. Si lo deseas, puedes añadir una top coat para completar la manicura y asegurarte un mejor acabado y duración